Modernizando el aula

Los VLE son inherentemente adaptativos, lo que permite la experimentación y la fluidez a la hora de probar qué estilo de enseñanza se adapta mejor a su clase. En Hopwood Hall, hemos podido implementar varios métodos de enseñanza diferentes, como el aprendizaje invertido y el aprendizaje mixto, lo que permite que el tiempo en el aula se asigne de manera más efectiva, por lo que los estudiantes dejan sus lecciones con una mayor comprensión del tema. Por ejemplo, con el aprendizaje invertido, a los estudiantes se les puede asignar un tema para investigar antes de la lección, el VLE les proporciona un espacio para discutir, registrar y compartir ideas, así como su trabajo. Esto significa que se ahorra tiempo en el aula para ampliar su conocimiento del tema y detectar cualquier dificultad que puedan haber tenido con los materiales de aprendizaje. Esto permite que los estudiantes salgan de la clase sintiéndose más seguros de su comprensión del tema. También ayuda a apoyar a los estudiantes de diferentes capacidades, ya que el maestro tiene la oportunidad de proporcionar el necesario en los que se requieran, dado que ya no están vinculados a las lecciones tradicionales de estilo de lectura.

Además, con el tamaño del aula en aumento, cada vez es más difícil para las escuelas satisfacer las necesidades individuales de cada estudiante. Los VLE rastrean el progreso de cada estudiante y proporcionan informes detallados para el maestro. Esto permite métodos de enseñanza más personalizados, lo que es mejor para los estudiantes y ayuda a dar al maestro una idea de las áreas en las que un alumno puede necesitar más información o apoyo. Esto puede ayudar a evitar que los estudiantes se queden atrás, ya que los maestros pueden enfocar su tiempo de manera efectiva, convirtiendo el aula moderna en un lugar que pueda atender a cada estudiante de manera personal y de apoyo, de una manera que los ayude a lograr lo mejor.